Cupping o terapia con ventosas

El cupping o terapia con ventosas procede de las prácticas curativas de los antiguos chamanes de Mesopotamia. Consiste en la aplicación de ventosas sobre la piel, con las que se hace el vacío, succionando tanto ésta como parte del músculo, de tal modo que se abren los poros y favorece la circulación sanguínea y linfática.

En términos generales, la terapia con ventosas se utiliza con diferentes objetivos terapéuticos:

Drenaje linfático.

Eliminar toxinas.

Tratar contracturas.

Terapia antiinflamatoria y analgésica.

Fortalecer los tendones.

Eliminar el exceso de grasa y la retención de líquidos.

Reducir edemas.

Dificultades respiratorias por diferentes causas.

639 818 333 | 881 992 961
App Android App Store