Sufre de apendicitis ¿Dos veces?

Mark Wattson, de 35 años,  después de un mes de haber sido operado de urgencia por la inflamación del apéndice, se desmayó por un dolor que se le hacía muy familiar y apuntaba a la zona del apéndice.

Mark que ya estaba recuperándose después de la intervención quirúrgica realizada en el hospital Great Western (Reino Unido) hacía a penas un mes, seguía con los mismos síntomas, que terminó en desmayo  y acabó siendo trasladado en ambulancia al hospital de nuevo para su segunda intervención. Los médicos quedaron perplejos tras descubrir que su apéndice seguía dentro aunque en la ficha figurara lo contrario, además, este se encontraba inflamado y roto, lo que puso en peligro la vida del Mark.

Por suerte, el equipo médico que lo recibió en ese estado pudo salvarle la vida, pero Mark no pudo salvar su trabajo, pues nadie cree posible que él haya visitado dos veces el hospital -con incapacidad laboral incluída- por la misma causa improbable, la extirpanción del apéndice.

”Ha sido un gravísimo error” comenta el director del hospital, que está buscando una explicación de lo sucedido por parte de los doctores y a su vez, se enfrenta al jefe de Mark para explicarle la doble visita al hospital.