Nunca hay que rendirse y si no, preguntarle a Arthur

Arthur Boorman era un paracaidista que durante la Guerra del Golfo sufrió una mala caída perjudicando rodillas y espalda. Quedaron tan dañadas que los médicos le dijeron que nunca sería capaz de caminar por su cuenta..

Tras el duro golpe empezó a buscar formas de callar a los médicos y muchos años después Arthur encontró un artículo en una revista sobre un luchador profesional llamado Dallas Page que recomendaba el yoga como medicina alternativa y decidió darle una oportunidad. Arthur le envió un correo electrónico a Dallas explicándole su historia, Page se sintió tan conmovido que animó a Arthur a seguir adelante sin rendirse.

A pesar de que lo que le dijeron los médicos sobre que nunca iba a volver a caminar, Arthur nunca se rindió. Cayó muchas veces, pero se volvía a levantar. En cuestión de 10 meses, Arthur perdió peso y recuperó fuerza, logró andar sin ayuda de ningún aparato e incluso volvió a correr. Mira cómo se lo ha conseguido y pincha aquí