Formas de evitar una insolación

1. Limite su exposición al calor y al sol.

Durante una ola de calor, manténgase alejado del sol y del calor durante las horas más calurosas del día, entre las 11 a.m. y las 5 p.m. Encuentre áreas frescas o con aire acondicionado como centros comerciales, cines o parques con sombra.

2. Mantente hidratado.

Beba aproximadamente dos litros de líquido por día. Elija agua o jugos de fruta, y evite el alcohol y las bebidas que contienen cafeína porque aumentan el riesgo de deshidratación.

3. Vístase apropiadamente.

Use ropa de color pálido, cómoda y liviana (por ejemplo, de algodón o lino) que permita que el aire circule por su cuerpo. Además, siempre recuerda proteger tu cabeza usando un sombrero o una gorra.

4. Mantenga su sala de estar fresa.

Abra las ventanas de par en par por la noche para dejar entrar el aire fresco y cierre las cortinas durante el día para evitar el calor. Use un ventilador para mantener el aire circulando y, si puede, encienda el aire acondicionado.

5. No te esfuerces demasiado.

Evite entrenar o hacer ejercicio intenso cuando las temperaturas son altas. Además, limite su esfuerzo físico durante las horas más calurosas del día (muebles en movimiento, jardinería, etc.). Si no puede evitarlo, tome mucha agua para evitar la deshidratación.