Desafiando a los médicos

Le dijeron tras un grave accidente de moto que nunca volvería a caminar pero no se dio por vencido, con su perseverancia  ha desafiado a los médicos que se lo dijeron poniéndose de pie el día de su 30 cumpleaños y celebrándo sus primeros movimientos delante de sus seres queridos.

Andrew Bell se quedó parapléjico tras romperse la espalda en un horrible accidente en moto ocurrido hace pocos meses.

El pronóstico fue claro, para los médicos Andrew se quedaría paralítico de por vida.

El disgusto y mal trago pronto se convirtió en determinación y se propuso desafiar a aquellos médicos que dudaban de una futura recuperación total, así fue que lo consiguió tras ponerse en pie el día de su cumpleaños. Al siguiente mes acudía a una clínica especializada situada en Bangkok para recibir un tratamiento pionero en la materia.

Ahora Andrew Bell se está recuperando poco a poco, y se enorgullece de no haberse dado por vencido y haber cumplido la promesa que se hizo de volver a caminar.

En la foto le podemos apreciar feliz el día de su cumpleaños con un cartel que dice "gracias" dedicado a todos aquellos que le apoyaron tras el accidente.