26 abril Día Nacional de la Fibrosis Quística

La fibrosis quística es un trastorno genético que no se puede prevenir. Pero hay muchas cosas que puede hacer para ayudar a su hijo a llevar una vida feliz y saludable.

Fibrosis quística: descripción general del tratamiento

Después de que un niño es diagnosticado, un equipo de profesionales de la salud elaborará un plan de tratamiento basado en los problemas de salud específicos del niño. Seguir un plan de tratamiento ayudará a su hijo a vivir una vida más larga y más saludable.

Es probable que su hijo tenga una terapia respiratoria continua, terapia digestiva y tratamiento con medicamentos como antibióticos . La atención médica regular, el tratamiento domiciliario como el drenaje postural y la adopción de medidas para reducir la infección pueden ayudar a las personas con fibrosis quística a llevar una vida relativamente normal. El mejor tratamiento disponible generalmente se encuentra en los centros de atención de la fibrosis quística. Estos centros abordan las necesidades médicas, nutricionales y emocionales. 

Terapia respiratoria

La terapia respiratoria es cualquier tratamiento que desacelera el daño pulmonar y mejora la respiración. El objetivo de esta terapia es reducir la infección y eliminar la mucosidad para mantener los pulmones sanos. Se pueden usar medicamentos para controlar la cantidad y el grosor del moco. Otras formas de ayudar a eliminar el moco de los pulmones implican ciertos tipos de movimientos, tos o ejercicios conocidos como técnicas de eliminación de las vías respiratorias.

Terapia digestiva

Este tratamiento funciona para reemplazar ciertas enzimas digestivas , para asegurarse de que el cuerpo absorba todas las vitaminas y minerales que necesita y para prevenir o tratar los bloqueos intestinales. La terapia digestiva implica:

Terapia de reemplazo enzimático digestivo para ayudar a los intestinos a absorber los nutrientes de los alimentos.

Terapia nutricional para ayudar a reemplazar los nutrientes perdidos. Esto puede incluir tomar vitaminas, comer comidas altas en calorías y grasas, beber bebidas nutritivas; ser alimentado a través de un tubo en el estómago y en algunos casos, recibir suplementos de nutrientes por vía intravenosa .

Prevención de obstrucciones intestinales con ablandadores fecales (para evitar el estreñimiento ) y enemas .

Tratando las complicaciones

Los problemas o complicaciones graves de fibrosis quística ocurren cuando el sistema respiratorio o el sistema digestivo se dañan. La mayoría de las personas que tienen complicaciones necesitarán permanecer en el hospital. El tratamiento de las complicaciones puede incluir medicamentos o cirugía, dependiendo de la edad y los síntomas de la persona.

El médico puede hacer pruebas, como una radiografía de tórax , para saber qué tipo de problemas tiene su hijo.